“Cuando se practica ejercicio, los músculos sufren un estrés que produce cambios en las fibras musculares”: Ricardo López Covarrubias

0
437

La conciencia de la sociedad respecto de los beneficios que proporciona realizar ejercicio ha producido un claro aumento de las actividades deportivas como el boxeo, el MMA, el jogging (correr libremente por cualquier tipo de terreno, ya sea bosque, montaña, playa o incluso ciudad), , la halterofilia o levantamiento olímpico de pesas, el aeróbic y los ejercicios de fitness. Sin embargo, además de mejorar el estado físico, el deporte puede provocar una serie de dolores y lesiones, algunas son inmediatas y evidentes, pero otras pueden presentarse disimuladamente y comenzar como un dolor local ligero, que posteriormente empeora con el tiempo.

Cuando se practica ejercicio, los músculos sufren un estrés intencional y se producen cambios en las fibras musculares. Con el tiempo, el estrés provocado por un ejercicio regular produce ciertas modificaciones de adaptación en el tejido muscular, incluyendo un aumento de fuerza y aguante. Sobre este apasionante tema el Lic. Ricardo López Covarrubias, Director Administrativo de la Escuela Técnico Deportiva comento para los lectores de Revista Ring Side México.

Las lesiones pueden ocurrir de dos maneras: Las agudas son accidentes que ocurren cuando el cuerpo se ve sometido a una sacudida o un choque que producen un dolor y una hinchazón inmediatos. Estas lesiones ocurren cuando, por ejemplo, dos hombres en intercambio de golpes al rostro en una pelea de box, que da lugar a  un hematoma, una ruptura parcial del músculo . También pueden ocurrir cuando un músculo se sobrecarga repentinamente con una fuerza mayor que la que puede soportar. Los más expuestos a este tipo de lesiones son los que se dedican a los deportes de contacto o los individuos no entrenados que sobreestiman su capacidad atlética.

Las lesiones por movimientos repetitivos, también llamadas lesiones por estrés repetitivo, son lesiones temporales o permanentes de los músculos, los nervios, los ligamentos y los tendones que se deben a un movimiento que se realiza una y otra vez. Los que practican un ejercicio diario de manera regular (aquellos que lo hacen fundamentalmente para un fitness aeróbico), son más propensos a las lesiones de estrés que las agudas. También aquellos que practican un ejercicio regular para adquirir fuerza y tono muscular, como los levantadores de pesas, también son propensos a las lesiones por estrés, que sólo suelen producir dolor después del ejercicio.

Se calcula que al menos dos tercios de las lesiones producidas en los deportes de contacto son agudas, mientras que dos tercios, o más, de aquellas provocadas por los deportes de aguante son lesiones por estrés”.

Si quieres saber un poco más de estos y otros temas sobre el mundo deportivo te invitamos a formar parte de la familia ETD.

jorge roidd
Fotos: Agustín Velázquez García.
Anuncios

Deja un comentario