Wrestlemania 36: Primera noche de ensueño

0
165

un caso lejano, las insignias de la WWE hicieron realidad lo que alguna vez resultó una fantasía; lucharon contra lo anticlimático del entorno: echaron de menos la vibra y el fulgor natural del aficionado, pero sacaron adelante la primera noche de una función impostergable por naturaleza.

La entrega inicial de Wrestlemania 36 dejó un par de campeonatos en manos de nuevos dueños y sensaciones nostálgicas. Además, apeló a dotes narrativos que rayaron en lo cinematográfico y demostró que las flaquezas no se escapan de las deidades, ni de aquellos que vuelan sin rumbo entre sus aires de grandeza.

Dentro de la inagotable cantidad de escenarios, actuaciones y posibilidades que facilita la planeación estratégica desde el WWE Perfomance Center (y locaciones anexas), puede que algo aún mejor apenas esté por venir.

Gronk no defrauda como host

El exjugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra se encargó de amenizar el espectáculo. Por si fuera poco, estuvo a punto de convertirse en Campeón 24/7, aunque su amigo, Mojo Rawley, aprovechó las circunstancias para cubrir a R-Truth y quedarse con el cinturón.

El KickOff es de Cesaro

El Superman Suizo resistió los embates de Drew Gulak: respondió a la técnica con astucia. La batalla formó parte del preshow oficial y se pudo ver en distintas plataformas, entre las que destaca YouTube.

Nuevas Campeonas de Parejas en la apertura de ‘Mania

En la contienda que inauguró la trigesimosexta edición de Wrestlemania, la dupla conformada por Alexa Bliss y Nikki Cross puso fin a la racha de 171 días como monarcas de The Kabuki Warriors. Un Twisted Bliss fulminó a Kairi Sane y selló el segundo reinado de este tag team.

La venganza es dulce: música para los oídos

El mano a mano entre Baron Corbin y Elias terminó a favor del técnico, quien sacó ventaja de su guitarra para saldar las rencillas del pasado y dejar fuera de circulación al Rey. Un aspecto a destacar es que Jessika Carr se convirtió en la primera mujer en arbitrar una lucha en el Show de Shows.

The Man sufre, pero retiene

Aunque Shayna Baszler llevó las riendas de la acción y representó una auténtica amenaza para Becky Lynch, la rudeza no le fue suficiente.

The Man revirtió una llave de rendición a la exartemarcialista y, por conducto de un paquetito, logró regresar a casa con el Campeonato Femenil de RAW en su cintura

Sami Zayn asegura la presea Intercontinental

En la confrontación inmediata, Daniel Bryan corrió con la misma suerte. El Dragón Americano dominó la actividad y salió avante de las interferencias, pero sucumbió luego de unas patadas al cuello.

Cuesta abajo, Morrison se aferra a los cetros de parejas de Smackdown

La acrobacia no podía quedarse fuera, menos aun cuando una lucha de escaleras, entre tres exponentes del vuelo, prometía extasiar al Universo de la WWE. En una de las mejores luchas de la noche, John Morrison retuvo los Campeonatos de Parejas de Smackdown, de una forma poco convencional.


Pese a que Kofi Kingston y Jimmy Uso también descolgaron el estandarte que sostenía el oro, Morrison recibió un castigo de ambos y cayó desde lo alto, con algo de fortuna entre sus brazos.

Owens acaba con El Mesías de la WWE

La locura que imperó en el modo Dios de Seth Rollins lo condujo a la descalificación: golpeó la cabeza de Kevin Owens con la campana. No obstante, ese trance reavivó la fiereza del canadiense, quien solicitó trasladar el intercambio de golpes hacia los terrenos de lo no sancionable.

Tras efectuar un lance impresionante desde la escenografía aledaña y ejecutar su cada vez más clásico Stunner, Owens hiló su segundo triunfo histórico en Wrestlemania (el anterior fue contra Chris Jericho, en WM 33).

El Monstruo devora al Mito y alza el Campeonato Universal

En una contienda que no excedió los tres minutos, las cuatro lanzas de Goldberg no fueron eficientes para apagar el fuego interno del Monstruo entre Hombres.

Luego de intentar un jackhammer, Braun Strowman atrapó al veterano y le pagó con la misma moneda: le aplicó cuatro running powerslam’s para destronarlo del cinturón universal.

Taker se reencuentra con sus orígenes y sepulta a AJ Styles

Instantes de nostalgia pudieron gestarse en la mente de los fanáticos cuando The Undertaker retornó al cementerio bajo el personaje de American Badass, que no caracterizaba desde finales de 2003.

Los careos con AJ Styles, en semanas anteriores, ya dejaban entrever la posible recaracterización del mismo. Pero, el apoteósico duelo, ambientado a modo de filme, potenció las vivezas de ambas partes.

Incluso con las interferencias de Luke Gallows y Karl Anderson, el Hombre Muerto no cesó en su misión por desmentir las aseveraciones e invertir el juego psicológico del Fenomenal.

La sagacidad, en conjunto a los poderes sobrehumanos de Undertaker, condujeron a Styles hacia la derrota: culminó soterrado, entre los escombros del patio favorito de su verdugo.

Anuncios

Deja un comentario